Mi cesta: 0 productos

Albas y Túnicas

Venta de albas litúrgicas. El alba puede ser utilizadas por cualquier ministro presente en la celebración litúrgica. El alba es un ornamento religioso con un gran significado. Te ofrecemos un amplio catálogo de túnicas y albas litúrgicas.

El alba, significado

Las albas litúrgicas son vestimentas religiosas que pueden ser utilizadas por cualquier ministro presente en la celebración litúrgica, desde el presidente, hasta los acólitos, pasando por los monaguillos y los diáconos.

El alba es una túnica talar religiosa, es decir, que llega hasta los talones. Es una prenda blanca de mangas largas y generalmente muy anchas con la que el párroco cubre todo el cuerpo. 

Ver más

Albas litúrgicas, simbolismo

El alba simboliza la auto negación y la castidad que corresponde a un sacerdote. Además le recuerda que debe hacer buenas obras a lo largo de toda su vida. Hoy en día, mientras se coloca el alba, el sacerdote reza la siguiente oración: “Purifícame, señor, y limpia mi corazón, para que purificado con la sangre del cordero, pueda disfrutar de los goces eternos”.

Alba litúrgica, uso

Las albas litúrgicas pueden ser utilizadas con un cíngulo en la cintura y con ámito sobre el cuello. Como toda prenda litúrgica el alba litúrgica presenta una marcada simbología que, en su caso, es el de la pureza del alma tras el bautismo.

Por otro lado, el ámito que se utiliza con ella aporta el simbolismo de la prudencia en palabras y de la defensa contra las tentaciones. Asimismo, el cíngulo simboliza la castidad.

Alba litúrgica, denominación

Las albas litúrgicas, se denominan de diferente manera cuando son portadas por unos u otros ministros de la Iglesia. De esta forma nos encontramos con albas sacerdotales, albas diaconales, albas para monaguillos, albas para acólitos... 

El alba, historia del ornamento religioso

El alba, ha sido conocida con mucho nombres como linea o tunica linea, por el materia del cual está hecho; poderis, tunica talaris, o simplemente talaris, por el hecho de debe llegar a los pies, camisia, por el parecido de la prenda a una camisa, etc.

El origen de este ornamento litúrgico no está claro. Algunas fuentes esta prenda se remonta a vestiduras del sacerdocio judío. Otros textos, el origen del alba estaría relacionado con el atuendo ordinario que empleaban tanto Romanos como Griegos.

La época en la que comenzó a emplearse la túnica talar blanca para la realización de celebraciones litúrgicas es difícilmente determinable. El uso de este tipo de prenda, muy común los primeros años del cristianismo, y la ausencia de documentación adecuada, no permiten determinar cuando pasó a ser de uso exclusivo de los ministros de la iglesia.

Antes del IX, el alba ya se había convertido en parte fundamental de la vestimenta litúrgica del sacerdote. Rabano Maura, el cual escribe "De Clericorum Institutione" en 818 dónde se describe el alba o túnica talar como una prenda de lino blanco símbolo de la auto negación y la castidad correspondiente al sacerdote.

En el siglo XII, el alba era la vestimenta que todos los sacerdotes usaban cuando ejercían sus funciones religiosas. El uso del alba ha evolucionado con los años. Actualmente es una prenda que los párrocos emplean casi en exclusiva la oficiar la Misa. Su uso se ha extendido a todas las celebraciones a lo largo del Año Litúrgico: Adviento, Navidad, Semana Santa, etc...

El alba, características del ornamento religioso

Las características del alba apenas han variado a lo largo de la historia.

Durante la Edad Media se realizaban ajustadas a la cintura del párroco aumentando el diámetro según se acercaba a los tobillos. Con el pasar de los siglos y la moda de prendas más holgadas, el diámetro del alba fue aumentando hasta las dimensiones que actualmente conocemos.

El alba, ornamentación

La ornamentación del alba históricamente ha variado notablemente.

En los primeros años del Cristianismo, el alba se adornaba el borde inferior, las muñecas y la apertura de la cabeza con un ribete.

Durante la Edad Media, muchos párrocos comenzaron a utilizar albas con brocados, o bordados, en la parte inferior del alba y en las muñecas. Este tipo de decoración fue habitual hasta la llegada de albas con encaje y/o vainica. En la actualidad el uso de toda esta ornamentación ha quedado a juicio del párroco, existiendo albas sin ningún tipo de decoración y albas decoradas con bordados, puntilla, brocados o vainica.

 

Venta de albas litúrgicas en Artículos Religiosos Brabander.