Casulla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

Casulla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro
Casulla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro
Casulla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Img 1
Casulla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Img 2
Disponibilidad: Bajo pedido
Ref: 029 Casulla Perpetuo Socorro

210,00€

IVA incluido

(2.000 Kg.)

Artículos religiosos a la venta bajo pedido. Plazo de envío aproximado de este producto entre 4-8 semanas. Para más información contacte con Artículos Religiosos Brabander.

Casulla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

  • Casulla estolón central bordado en la parte delantera y en la parte trasera.
  • A la venta en un único color: blanco con un estolón central de color tostado.
  • Incluye la estola lisa con una Cruz dorada.
  • Fabricada en 100 % poliéster. 

Descripción de la casulla 

Casulla con estolón central en la parte delantera y en la parte trasera. Este ornamento está realizada en 100% poliéster y está disponible únicamente en color blanco con un estolón central tostado . En la oferta se incluye la estola lisa con una Cruz dorada ubicada en el centro, en la parte que correspondería con la nuca. La casulla se completa con un ribete dorado que adorna todo el contorno de la prenda. 

En el estolón central de la parte delantera está reflejado Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de estilo bizantino. La imagen de la casulla reproduce un icono pintado al temple sobre madera de unos 53 cm de alto por 41,5 cm de ancho y cuya fecha de creación no se sabe con certeza (entre los siglos X y XV). 

En el estolón sobre un fondo dorado podemos ver cuatro figuras: Santa María con el Niño en su brazo izquierdo y los arcángeles Gabriel y Miguel.
En la parte izquierda de la representación está al arcángel San Miguel con una la lanza y una esponja. En el lado derecho se sitúa San Gabriel son una Cruz griega de doble travesaño. El Niño al abrigo de su Madre mira hacia el infinito (algunos estudiosos creen que hacía el futuro que le aguarda) mientras con sus dos manos agarra la mano derecha de la Virgen. Nuestra Señora no mira al Niño para consolarlo, sino que se sobrepone al dolor de su Hijo y al suyo propio y endulza su rostro, ofreciendo un mensaje de esperanza. Mira a espectador con los ojos de una Madre.  

Santa María lleva una túnica de color rojo, un manto de color oscuro y una cofia de color más claro que recoge su cabello. En la cabeza lleva la corona como reina de los cielos y de la tierra y una aureola como símbolo de la gracia e iluminación de Dios. Por su parte el niño viste con una túnica ceñida y un mando echado al hombro (vestimenta propia de los nobles y filósofos de la antigüedad). También su cabeza está adornada con una corona y con una aureola. Los pliegues y arrugas de las vestiduras son resaltados con marrón rojizo. 

En el estolón central de la parte trasera está decorado con el con una Cruz con los brazos cóncavos de color marrón. En el centro de la Cruz se encuentra el JHS, adaptación moderna de IHS (Iesus Hominum Salvator, significa Jesus Salvador de los hombres). Del centro de la Cruz salen doce rayos.