Cómic "Santiago, El hijo del trueno"

Cómic "Santiago, El hijo del trueno"
Cómic "Santiago, El hijo del trueno"
Cómic "Santiago, El hijo del trueno", Img 1
Disponibilidad: En stock
Ref: 075 Santiago Apostol
Antes: 1,95€

0,95€

IVA incluido

(0.250 Kg.)

Artículos religiosos en stock. Producto preparados para ser enviados. Entrega en 24/72 h. en compras online realizadas antes de las 14.00 h. (de Lunes a Viernes). Válido para ventas a la Península Ibérica y Baleares.

Cómic Santiago Apóstol, el hijo del trueno

  • Este cómic nos narra, desde los años posteriores a la muerte de Jesús, como sus discípulos afrontaron la tarea que su maestro les había encomendado: "Seréis mis testigos hasta el confín de la orbe.
  • Santiago Bar Zebedeo, Santiago Apóstol. vivió una gran aventura llevando este mensaje hasta el confín de la Tierra (Finisterrae para los romanos).
  • Santiago Apóstol, trasmitiendo el mensaje de Jesús, cambió por siempre la vida de las pequeñas comunidades asentadas en aquellas tierras. Con el devenir de los siglos transformaría por completo la cultura de todo el continente europeo.
  • Cómic de Santiago Apóstol con 32 páginas
  • Editado por la Delegación de Peregrinaciones del Arzobispado de Santiago.


La vida de Santiago Apóstol

Los orígenes de Santiago Apóstol, el hijo del Trueno

El cómic es la historia que dio origen al Camino de Santiago, a la peregrinación y con ella al nacimiento de Europa tal y como la conocemos en nuestros días.

La familia de Santiago Apóstol era oriunda de una aldea llamada Yafía, cercana a Nazaret.

El Apóstol Santiago se dedicaba a la pesca en el mar de Tiberíades cuando Jesús empezó su predicación en Galilea.

La llamada de Jesús y la respuesta de Santiago Apóstol y San Juan Evangelista

Dos de estos doce Apóstoles, fueron los hermanos Santiago Apóstol y San Juan Evangelista, dedicados a la pesca en el mar de Galilea o Tiberíades con Zebedeo, su padre. Jesús los invitó a seguirle (Mc. 1, 19) y ellos, junto con San Pedro, fueron del grupo más íntimo de Jesús: (Cf. Lc. 9,28; Mc. 5,37; Mt. 26,37).

El carácter de Santiago Apóstol

El Evangelio destaca su temperamento fuerte del Apóstol Santiago. Así, Santiago con su hermano Juan, pedían fuego del cielo para los samaritanos (Lc. 9,54); y tener los primeros puestos (Mt. 20,21); Jesús les llamó Boanerges: Hijos del Trueno (Mc. 3, 17)

La decisión de Santiago después de la muerte de Jesús

Jesucristo les había dicho a los Apóstoles: Seréis mis testigos en Jerusalén, en Judea, en Galilea y hasta el fin de la tierra (Hch. 1, 8). ¿A dónde irá Santiago Apóstol a cumplir la palabra de Jesús?.

Él elige para sí la tarea más difícil, viajará para proclamar la palabra de Jesús al lugar más lejos que conocía el hombre, el Apóstol Santiago viajará a Finisterre.

Desde la muerte de Jesús hasta el martirio del Apóstol Santiago, decapitado por Herodes Agripa el año 44 en Jerusalén (Hch. 12, 2 ), pasaron unos 10 ó 12 años. Tiempo más que suficiente para que predicara el Evangelio en España, tradiciones escritas de los primeros años y narraciones orales de muchos lugares de península ibérica habla de la predicación del Apóstol Santiago.

El Apóstol Santiago con los jóvenes

Parece cuadrar con el temperamento de Santiago Apóstol una postura aperturista: implantar el nuevo mensaje que trajo Jesús, superando las prácticas judías. Para ello tomó consigo algunos jóvenes, el conocido como de Esteban, camino del Finisterre. Tras largos años de predicación, Santiago Apóstol decide volver con sus discípulos españoles a Jerusalén

Santiago Apóstol sufre el martirio por Jesús

Herodes Agripa inicia la persecución del nuevo grupo. Empieza por los que sobresalen: Santiago Apóstol fue el primero en morir, fue decapitado (Hch. 12,2). Posteriormente también sufre la represión San Pedro, que fue enviado a la cárcel (Hch. 12,3 ss.). En estos años de persecución, muchos fieles a la palabra de Jesús deciden huir de Jerusalén.

Durante su huida fueron extendiendo la Buena Nueva de Jesús por todas partes.

Los discípulos trajeron el cuerpo de Apóstol Santiago a Galicia

Por una rica tradición conservada en el pueblo, sabemos que sus discípulos en un barco trasladaron su cuerpo hasta Iria-Compostela.

Los Varones Apostólicos en España

En estos primeros siglos, después de la muerte de Santiago, unos discípulos suyos, llamados Varones Apostólicos, enviados posteriormente por San Pedro desde Roma, siguieron la evangelización es España, son: Torcuato de Acci (Guadix), Indalecio (Obispo de Urci-Almería), Ctesifonte de Vergi (Berja), Segundo de Abula (Ávila), Cecilio de Ilíberis (Elvira-Granada), Esiquio de Carcesa (Cáceres), Eufrasio de Ilitugi (Andujar)

La veneración de la tumba del Apóstol Santiago, en un principio sería solo local

Este conocimiento local, Dios sabe cuántos avatares históricos habrá soportado, de luchas, guerra, etc…, que propiciarían épocas de abandono y olvido de la Tumba.

Tiempo del resurgir de la veneración de Santiago Apóstol

La Providencia de Dios tiene su tiempo sin períodos anuales. Así a finales del siglo IX, aquella tradición localizada en un pequeño espacio, se expande rápidamente. El Obispo de Iria, Teodomino, y el rey de Asturias, Alfonso II, convencidos del hecho, lo anuncian a todo el mundo a través del Sacro Imperio heredado de Carlo Magno.

Ambos son los principales impulsores de edificar una iglesia en el lugar dónde saben que reposan los restos del Apóstol Santiago. Esta Iglesia pronto se queda pequeña, la noticia de la tumba del Apóstol Santiago no deja de crecer, al igual que los peregrinos que comienzan el camino para ver la tumba de Santiago Apóstol.

Una nueva Iglesia se hizo imprescindible y fue construida por el rey Alfonso III y el Obispo Sisnando. Se inaugura en el año 899.

El sepulcro del Apóstol Santiago será glorioso

Aquella noticia se extendió por toda Europa. Cada vez eran más los peregrinos que tomaban el Camino a Santiago. Cada vez eran más los peregrinos que recibían los favores del Apóstol Santiago: en el año 930 en el Monasterio de Reichenau, al sur de Alemania, cerca del lago Constanza, aparece la narración de un clérigo que recobró la vista en su peregrinación a Santiago. Y en 951, un documento del Monasterio de Albelda, Logroño, narra la peregrinación del Obispo de Le Puy (Francía), llamado Gotescalco, que regresaba de Santiago con una gran comitiva. Estos primeros documentos escritos demuestran que debería ser un hecho muy conocido ya entonces. Se cree que es en estos años cuando se empieza a utilizar la Concha de Santiago como símbolo de los peregrinos. 

La gran peregrinación al Sepulcro del Apóstol Santiago

Acercarse al Sepulcro del Apóstol Santiago invitaba a conectar con quién fue testigo directo de los hechos salvadores del Señor; ir a las raíces mismas de la fe. La afluencia de peregrinos llevó a los Papas a estimular la peregrinación con gracias especiales. Así, en 1122 el Papa Calixto II, y Alejandro III en 1179, concedieron a perpetuidad el Jubileo del Año Santo para la iglesia de Santiago. Cada vez que el día de Santiago Apóstol, el 25 de Julio, cayese en domingo se celebraría el año Jacobeo, año que se otorgaría dones especiales a los peregrinos que visitasen la tumba del Apóstol Santiago. De este modo numerosos reyes, hombres santos, hombres de todos los sectores sociales se decidieron a visitar la tumba de Santiago Apóstol.

Exposición de la Tumba de Santiago Apóstol a la veneración

La Catedral de Santiago actual es la tercera edificación que se realizó sobre la tumba del Apóstol Santiago, que ha permanecido siempre en el mismo lugar

En el año 1887, el Arzobispo D. Miguel Payá y Rico reestructurar el lugar donde están los Restos del Apóstol Santiago, bajo el altar mayor de la Catedral. Además se realizó una análisis científico, primero diocesano aprobado por el Papa León XIII, seguido de un proceso romano, con el estudio sobre la autenticidad de los restos del Apóstol Santiago y sus discípulos Atanasio y Teodoro.

Después de este estudio, se reestructuró el acceso a la Tumba del Apóstol Santiago; y los fieles, que no habían podido aproximarse más que por fuera de la girola de la Catedral de Santiago pudieron, desde entonces, venerar la Tumba del Apóstol directamente.

La Iglesia invita a peregrinar a la Tumba del Apóstol Santiago

El Papa León XIII escribió al episcopado de todo el mundo una Bula titulada Deus Omnipotens, invitando a peregrinar a la Tumba de Santiago Apóstol cuya autenticidad se había demostrado.

A partir de aquí, numerosos Papas expresan la importancia de peregrinar a Santiago de Compostela. Los Años Santos (Años Jacobeos) las peregrinaciones habituales aumentan de manera espectacular.

 El año 1982, en Santiago de Compostela, el Papa Juan Pablo II se llama a sí mismo peregrino. Y en 1989, preside el IV Encuentro Mundial de Jóvenes, con unos 500.000 jóvenes, venidos de todo el mundo, en el Monte del Gozo.

La Peregrinación a la Tumba del Apóstol Santiago hoy

Cada año acuden casi tantos peregrinos como si fuera Año Santo. En el Año Santo de 1993 se registraron 99.436 peregrinos que llegaron a pie, bicicleta o caballo, haciendo el camino de Santiago. Siempre desde una distancia no inferior a 100 km. El número de peregrinos a Santiago promovido por instituciones de Iglesia se calcula ese año en los cuatro millones y medio de personas.

Pero la peregrinación a Santiago sigue, y los que llegan con actitud penitencial, sobre todo a pie, fueron en 1994: 15.863; en 1995: 19.821; en el 1996: 23.218; en el 1997: 25.179. La parte de los peregrinos a Santiago proceden de peregrinaciones organizadas por instituciones.

En la Catedral de Santiago hay peregrinos todos los días del año; singularmente numerosos en los meses de verano. La experiencia del contacto con ellos, manifiesta el gran nivel de fe que proporciona peregrinar hasta esta Tumba del Apóstol Santiago. Y la Iglesia invita a peregrinar haciendo el Camino de Santiago con actitud de fe.