Virgen de Fátima

Virgen de Fátima
Virgen de Fátima
Virgen de Fátima, Img 1
Virgen de Fátima, Img 2
Disponibilidad: Bajo pedido
Ref: R4780 Virgen Fatima

180,00€

IVA incluido

(0.000 Kg.)

Artículos religiosos a la venta bajo pedido. Plazo de envío aproximado de este producto entre 4-8 semanas. Para más información contacte con Artículos Religiosos Brabander.

Virgen de Fátima, figura religiosa

  • Figura de la Virgen de Fátima fabricada en pasta madera. 
  • A la venta en 20, 30, 40, 50, 60 y 80 cm.
  • Precio de venta incluye aureola de metal dorado. 
  • Figura con ojos de cristal. 
  • Peana imitación mármol. 
  • Pintada a mano con pintura al óleo. 

Virgen de Fátima, Nuestra Señora comparte sus secretos

Las apariciones de la Virgen María están vinculadas con importantes mensajes que Nuestra Santa Madre quiere comunicar a la Humanidad. En el caso de la aparición de la Virgen María en Fátima, Portugal, no es distinto a otras apariciones de la Virgen.  

Los videntes de la Virgen de Fátima fueron tres pastorcillos de una humilde familia de ganaderos portugueses. Los pastores se llamaban Lucía dos Santos, de diez años, y sus primos, Jacinta y Francisco Marto, de seis y nueve años respectivamente. El mensaje que trasmitió la Virgen de Fátima se conoce como los Tres Secretos de Fátima. 

  • Primer Secreto de la Virgen de Fátima

El Primer Secreto de Fátima mostraba una visión del infierno. Un infierno dónde las almas que habían actuado en contra de la Ley de Dios padecían grandes tormentos durante toda la eternidad en un gran “mar de fuego”. Según sabemos la visión del infierno provocó en los tres pastores un gran desosiego. Este Primer Secreto de Fátima se entiende como una advertencia no sólo hacía los tres pastores sino hacía toda la humidad. El castigo por no seguir el camino de Dios es una condena eterna. 

  • Segundo Secreto de la Virgen de Fátima

El Segundo Secreto de Fátima habla sobre la reconversión del mundo a la Cristiandad. Este Segundo Secreto está relacionado con el fin de la II Guerra Mundial y el inicio de la conversión de Rusia.
La Virgen cuando se apareció en Fátima trasmitió a través de este Segundo Secreto su deseo de que se consagrase Rusia a su Inmaculado Corazón. De este modo, podrían evitarse la persecución de los sacerdotes y de la Iglesia, evitarse guerras y hambrunas. 

El Primer Secreto y el Segundo Secreto fueron dados a conocer por Lucía, con la aprobación de su obispo, el 31 de agosto de 1941. Lucía, ya como Sor Lucía, publicó su tercera memoria y desveló el contenido del Primer Secreto y del Segundo Secreto. 

  • Tercer Secreto de la Virgen de Fátima

El Tercer Secreto de Fátima fue el secreto que más tardó en hacerse público. Fue dado a conocer por el Secretario de Estado, Cardenal Angelo Sodano, el 13 de mayo del 2000. Se sabe que el Tercer Secreto fue puesto por escrito por Sor Lucía ya en el año 1944. 

El Tercer Secreto de Fátima habla de  que la Virgen les mostró a los tres pastores un Obispo vestido de blanco seguido por sacerdotes y religiosos. El grupo camina por una ciudad en ruinas, llena de cadáveres. El Obispo, seguido por sacerdotes y religiosos, sube una montaña con una Cruz de madera en la cumbre. 

El Obispo y los sacerdotes son atacados por hombres armados que disparan sin compasión sobre ellos. Todos mueren a los pies de la Cruz. La visión del Tercer Secreto de Fátima termina con Ángeles que recogen la sangre de los religiosos y religiosas muertos. La sangre recogida es usada por los Ángeles para regar las almas de los hombres y mujeres que se acercan a la presencia de Dios. 

La interpretación que se ha dado a este Tercer Secreto tiene que ver con el sentido profético que tuvieron las visiones de la Virgen de Fátima. Los pastores vieron hechos que sucederían a lo largo del siglo XX. 

Se entiende que la visión del Obispo vestido de blanco es la visión del Papa, del heredero de San Pedro. El Santo Padre, como figura principal en la Iglesia, y las distintas personas que ocupen el puesto de Papa, sufrirán dolor y pérdida a lo largo del siglo. Vivirán el sacrifico de muchos sacerdotes, religiosos y religiosas a manos de comunistas y radicales. Un ejemplo del sufrimiento es, sin ninguna duda, el atentado que sufrió Juan Pablo II en el 13 de mayo de 1981 en la plaza de San Pedro de la Ciudad del Vaticano a manos de Mehmet Ali Agca.